Localización.

A este mirador podéis llegar caminando o ir en coche hasta un merendero de madera que veréis sin problema. Aunque el cartel lo arrancan, desde ese punto, el merendero, no está permitido el acceso a vehículos. Pero llegar al mirador andando desde allí os llevará unos minutos.

Si decidís caminar, el paseo empieza al lado de Adega Algueira, y está señalizado con pivotes con marcas amarillas y blancas. Es un sendero cortito y de dificultad baja. Al principio del camino, a la izquierda, os encontraréis un pequeño souto de castaños centenarios. El mirador es uno de los más visitados de la Ribeira Sacra por su espectacular vista, con los viñedos descendiendo vertiginosos hacia el Sil.

Si os gusta caminar, hay una ruta que une este mirador con el Mirador de O Duque (veréis la señal de camino si vais andando). Desde O Duque también está señalizada la senda, que discurre entre viñedos y es espectacular. Es lineal y de dificultad media.


Qué ver cerca:


Dónde comer en la zona: